La Habana, Cuba

Para un fotógrafo los tiempos funcionan diferentes que para el resto de los viajeros, ya que no necesariamente tenemos la seguridad de encontrar lo que buscamos en un lapso de tiempo determinado. Por esta razón nuestro recorrido estará definido en función de un objetivo final: hacer buenas fotografías.

Fotos y texto @Nelson González Arancibia desde La Habana, Cuba

1. Ciudad de La Habana. Nuestro vuelo proviene desde Chile, por lo tanto lo primero que nos impacta es la temperatura ambiente y la humedad. Al salir del aeropuerto internacional José Martí distante 15 kilómetros del centro de la ciudad, nos espera el auto de Juan, un taxista amigo que nos viene a recoger. Su viejo auto Lada, el alicate que abre y cierra la ventanilla y l a falta de aire acondicionado son sólo detalles.

2. Casa Particular. Desde Chile hicimos el contacto para hospedarnos en casa de una familia cubana por 20 dólares el cuarto. Esta opción es bastante más económica que un hotel y te permite estar más cerca de la vida real de los cubanos.

3. Centro Habana. Es un lugar muy recomendable para comenzar una caminata, ya que a la altura del parque de los Mártires (Infanta con San Lázaro) suceden muchas cosas para fotografiar. Encontrarás vida comercial de barrio, almacenes que venden ron, frutas, verduras y pan, pequeñas tiendas (algunas improvisadas que atienden desde las ventanas de las casas), restaurantes y cafeterías donde la variedad de productos no es su principal virtud.



4. El Malecón. A unas pocas cuadras de Centro Habana nos encontramos con el Océano Atlántico y el emblemático Malecón, una costanera de varios kilómetros de extensión que une La Habana Vieja y la zona del Vedado. El Malecón, donde la brisa del mar refresca al caer la tarde es un circuito obligado para los turistas. Si paseas con tu cámara fotográfica por este lugar, serás un blanco de los jineteros, personajes locales que buscan una propina fácil a cambio de «información turística» que nadie les pide. Muchos ven en los turistas una mina de oro que reparte dinero por el sólo hecho de pagar un pasaje aéreo. Si tienes el caracter suficiente escucha la oferta que te harán y explica que no deseas compañía, pero que la agradeces. Esto deberás repetirlo varias veces al día en distintos lugares.

5. Seguridad. Algo que preocupa a cualquier fotógrafo es el tema de la seguridad y aunque podríamos suponer que es un riesgo viajar con equipos profesionales mi experiencia en la isla fue del todo cómoda. Si bien es cierto siempre debes estar atento a lo que sucede a tu alrededor ya que en un descuido puedes sufrir un hurto, Cuba en general me pareció un lugar seguro para el viajero. Puedes caminar tranquilo por las calles con tu cámara a la vista, incluso de noche y nada debería suceder, aunque siempre es mejor prevenir.



6. ¿Dónde dormir?. Las casas particulares son más baratas que los hoteles y puedes compartir con familias cubanas. Si te gusta regatear puedes conseguir una cama con un baño por 15CUC (dólares convertibles) o menos, dependiendo de la cantidad de días que quieras hospedarte.

7. ¿Dónde comer?. Esta pregunta la debe responder cada persona según su presupuesto. Si quieres ahorrar dinero busca cafeterías para cubanos, ya que podrás pagar en moneda local. La diferencia en el valor radica en la comodidad del recinto, ya que tal vez debas comer de pie junto al mostrador, pero el ahorro los vale.

8. ¿Qué comer?. La oferta no es muy variada. Las cafeterías para cubanos ofrecen en su mayoría carne de cerdo como menú principal, las ensaladas siempre son pequeñas y poco variadas. Casi todos los platos incluyen como agregado el arroz blanco, el arroz moro que lleva frijoles y la vianda, que es plátano frito.


Fotografías ©Nelson González Arancibia

Síguenos en Instagram


 

 

Share
Etiquetado , ,

2 pensamientos en “La Habana, Cuba

  1. Hola viajeros de Cuba , estaré en la Habana el 25 de marzo y necesito contactos para alojamiento en casa cómodo y barato , gracias !!!

    1. Hola María, puedo recomendarte la casa de Osmara Gomez Fernandez, ella vive en Centro Habana. No tengo su correo porque la contacté por Couchsurfing.com, puedes buscar su perfil y preguntar por disponibilidad. Es una muy buena persona, yo estuve en su casa en octubre pasado. Abrazos.

Nos encantaría leer tus comentarios

A %d blogueros les gusta esto: