El Gran Hotel Pupp


Como ya lo conté en un relato anterior, mi llegada al balneario de Karlovy Vary en República Checa fue completamente espontánea. Para hospedarme busqué un anfitrión a través de Couchsurfing y fui alojado por Alexandra, una ucraniana dueña de un hermoso hotel spa en una de las colinas de la ciudad.

Pensando en pasar 3 noches en Karlovy Vary me dispuse a descubrir la ciudad por mi cuenta ya que mi anfitriona era una mujer de negocios que pasaba todo el día ocupada viendo temas administrativos de su hotel. No obstante su apretada agenda, una noche me invitó a conocer algo diferente, el Gran Hotel Pupp famoso por el festival de cine que se celebra en la ciudad cada año.

El Gran Hotel Pupp

–¿Sabías que aquí se han hospedado personajes como Franco Nero, Robert De Niro, Gina Lollobrigida, Michael Douglas, Jacqueline Bisset y Robert Redford?

– No, no sabía, le respondí mientras miraba los retratos que colgaban de los muros. Pero la lista de célebres huéspedes continúa: Johann Sebastian Bach, Ludwig van Beethoven, Napoleon Bonaparte, Niccolo Paganini, Fryderyk Chopin, Sigmund Freud, Franz Kafka entre muchos otros.

Pues bien, aceptando que no tenía idea del lugar donde estaba gracias a mi ya conocida costumbre de elegir destinos al azar, me dispuse a disfrutar de la velada. De hecho visitar un hotel de lujo no aparecía ni remotamente en mis planes, pero la voluntad de este viaje me tenía recorriendo el mismo lugar donde se filmó Casino Royale con Daniel Craig como James Bond. En la película se le conoce como Hotel Splendid, pero se trata del mismo Gran Hotel Pupp.

Acostumbrado a los carritos de comida callejera y a las hostales de viajeros, aquella noche sólo bebí pivo (cerveza) porque imaginé que cualquier otra opción de ese lugar estaría muy lejos de mi ajustado presupuesto.

– «Aquí vengo con mis amigas de vez en cuando», me decía Alexandra mientras avanzábamos por salones ultra lujosos en busca del bar. Y ahí estaba yo, con los mismos viejos jeans y mis zapatos de mochilero sin hacerle honor a tan magna escenografía, después de todo era fiel a mi tradición de vestir la misma ropa en la mayoría de mis fotos. Alexandra saludó a varias de sus amistades, entre ellas una mujer bellísima que esperaba a alguien bebiendo en la barra.

Acostumbrado a los carritos de comida callejera y a las hostales de viajeros, aquella noche sólo bebí pivo (cerveza) porque imaginé que cualquier otra opción de ese lugar estaría muy lejos de mi ajustado presupuesto.

El día que dejé la ciudad le envié un mensaje a mi anfitriona para despedirme. Me respondió, «lo siento, pero estoy en Alemania ahora, regreso mañana».  Y claro, con Alemania a sólo 40 kilómetros te puedes dar algunos lujos de vez en cuando.

Fotografías ©Nelson González Arancibia

Síguenos en Instagram


Les dejo el link con algunas escenas de la película Casino Royale filmada en el Gran Hotel Pupp de Karlovy Vary 

Share
Etiquetado , , , , , , , , , , , ,

Nos encantaría leer tus comentarios

A %d blogueros les gusta esto: