Isla de los Micos

Isla de los micos

A 35km de Leticia, en el Amazonas colombiano hay una isla de 450 hectáreas poblada de micos, pequeños «monos ardilla» que reciben a los visitantes.


Imagina visitar una escuela a la hora del recreo, sólo que en vez de encontrarte con niños corriendo detrás de una pelota lo harás con revoltosos monos en completa libertad. Eso sucede al visitar la Isla de los micos o «Isla Arara», un lugar en medio del Amazonas que en los años 60 alcanzó una no despreciable población de 12.000 ejemplares de monos ardilla.

Monos Saimiri

«Los monos ardilla común (Saimiri sciureus) son pequeños monos de apariencia grácil que varían en tamaño, pero los machos adquieren mayores dimensiones que las hembras. En general, miden de 25 a 35 centímetros de longitud y pesan de 500 a 1,100 gramos. Las hembras no suelen pesar más de 750 gramos. Sin embargo, el peso de los machos es diferente en las diversas épocas del año: suben de peso dos meses antes de que comience la temporada de reproducción, acumulándose agua y grasa en las extremidades, pecho, cabeza y hombros. Son animales relativamente comunes, pero endebles ante la deforestación masiva, la captura para ofrecerlos como mascota o como parte de investigaciones médicas y la pérdida de hábitat a causa de la tala y la agricultura. El lado positivo es que muchos se localizan en zonas naturales protegidas y su comercio está regulado por la CITES (Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres)». Fuente: monkeyworlds.com

Mono ardilla de Colombia

La Asociación Primatológica de Colombia señala que «el mono ardilla (género Saimiri), es uno de los monos más conocidos en Colombia por su amplia distribución, su adaptabilidad a ambientes altamente intervenidos o urbanos, y su lamentable popularidad como mascota. Curiosamente, los primatólogos no lo suelen incluir entre el grupo de primates denominados «titís», y este nombre común se usa más frecuentemente para referirse a los primates de los géneros Saguinus y Callicebus. No obstante, es tal vez el mono más ampliamente reconocido como «tití» en el país, aunque también se le conoce como mico fraile, frailecito, mono soldado o chichico«. Fuente: APC asoprimatologicacolombiana.org

Registro fotográfico

Si te interesa obtener buenas fotografías de estos pequeños animales es preferible utilizar un teleobjetivo sobre los 100mm para disparar a cierta distancia. Aunque no es difícil distinguirlos entre la espesa vegetación, estos diminutos monos van de un lado a otro todo el tiempo y puede ser complicado dar con el enfoque ante tanto movimiento.

Puedes apoyar tu experiencia fotográfica en la isla con una cámara deportiva como la Gopro o la Action Cam de Sony, ambas poseen un gran angular que permite acercarse a muy corta distancia y captar expresiones increíbles. También podrás hacerte una imperdible selfie con los pequeños monos sobre tu cabeza, algo que con seguridad va a suceder. Visitar este lugar es una excelente actividad familiar, que permite a los niños tomar contacto con la naturaleza y desarrollar su compromiso con el cuidado del planeta.

En el mismo recorrido en lancha por el Amazonas también es posible visitar la Reserva Natural Flor de Loto, donde podrás conocer la “Victoria Regia” el loto más grande del mundo.

Aunque el contacto con la naturaleza es lo más potente de la experiencia que vives en el Amazonas colombiano, también hay otras opciones. Cerca de Leticia se encuentran las comunidades de Macedonia y Puerto Nariño, donde es posible tomar contacto con las personas que viven a orillas del río Amazonas.

Precauciones antes del viaje

– Te recomiendo por lo menos 30 días antes del viaje te vacunes contra la fiebre amarilla. La información turística señala que antes de tomar el avión hasta Leticia te pedirán el carnet de salud con el timbre que certifica que tienes tus vacunas al día. Aunque a mi nadie me pidió nada, no está de más considerarlo. Si ya te vacunaste contra la fiebre amarilla puedes estar tranquilo(a). La OMS señala que el refuerzo vacunal contra la fiebre amarilla administrado diez años después de la vacunación inicial no es necesario, ya que un estudio determinó que una dosis única de la vacuna es suficiente para inmunizar de por vida a una persona. Para aumentar tu seguridad, también te recomiendo tomar precauciones contra el dengue, la malaria y el tétano.

– Lleva repelente y analgésicos para calmar el dolor de cabeza o malestares en caso de picadura de insectos, que de seguro tendrás en abundancia.

– Cuando te internes en la selva, utiliza ropa de manga larga y evita el negro para no atraer mosquitos. Usa zapatos cómodos para largas caminatas.

– Ante las altas temperaturas y humedad se recomienda mantenerse siempre hidratado. No te confíes, consume siempre agua embotellada.

Fotografía ©Nelson González Arancibia

Síguenos en Instagram


 


Retratos Travelers Lugares
Share
Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Nos encantaría leer tus comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: